¿Estás buscando un visado para Egipto?

Crucero por el Nilo y el Cairo: la única guía que necesitas

por Raymon Iglesias | 23 de diciembre de 2020
vista de las piramides de noche en Egipto

En este artículo os voy a contar mi experiencia en un viaje a Egipto, realizado en 2 partes:

  • Motonave (barco-hotel que hace recorrido de crucero por el Nilo (Luxor-Aswan)
  • Estancia en El Cairo (en hotel tradicional)

En ambos casos decidimos contratar una categoría un poco alta, debido a que los alojamientos no tienen la misma equivalencia en calidad que podamos encontrar en Europa.

Antes de contratar el viaje, era un poco reticente viajar a Egipto por el tema de la seguridad, pero durante el viaje esta inseguridad se me fue quedando atrás al darme cuenta de que tanto el ejército como la policía habitual y la policía turística hacen realmente bien su trabajo y la seguridad en Egipto es de lo más tranquilizado.

Qué ver en la ciudad de Luxor

La ciudad de Luxor está en la orilla este del río Nilo, al sur de Egipto. Se encuentra en el sitio de la antigua Tebas, la antigua capital de los faraones durante los siglos XVI al XI a.c.

Aunque llegamos casi al atardecer, la primera sensación al bajar del avión fue de calor sofocante. Es por eso que, durante vuestra estancia, os recomiendo llevar ropa ligera y cómoda, un buen calzado para las excursiones, gafas de sol, gorra y la mochila con suficientes botellas de agua.

Desde el aeropuerto, nos desplazamos a la motonave para hacer el check-in e instalarnos.

Una motonave es un hotel flotante bastante utilizado en Egipto para hacer turismo durante el trayecto. Estos pueden ser tanto de subida como de bajada por el Nilo, dependiendo de vuestro punto de partida. Durante nuestra estancia en Luxor, pudimos visitar los siguientes lugares:

Templo de Luxor

El templo de Luxor es uno de los más importantes del Antiguo Egipto. La construcción fue debida a dos importantes faraones: Amenhotep III y Ramsés I. Fue descubierto en 1884, y tiene unas medidas aproximadas de unos 260 metros de largo e inicialmente estaba dedicado al dios Amón.

En su entrada están situadas las dos estatuas de unos 14 metros de granito de Ramsés II. Al lado de estas podemos ver la imagen de su esposa Nefertari, de un tamaño más pequeño.

También podemos observar un obelisco de unos 25 metros de altura (antiguamente eran dos, pero el otro fue regalado a Francia y podemos verlo en la Plaza de la Concordia).

Tanto el exterior como el interior son grandiosos: las columnas, el obelisco, los jeroglíficos, las esfinges, los colosos gigantes y las avenidas os dejarán sin palabras.

Vista frontal del templo de Luxor Egipto

Templo de Karnak

Ubicado muy cerca del Templo de Luxor, encontramos el Templo de Karnak.

Su entrada es a través de una gran avenida de esfinges con cuerpo de león y cabeza de carnero, que inicialmente llegaba hasta el Templo de Luxor (e incluso hasta el Nilo). Son en total unos 3 kilómetros de avenida, con aproximadamente unas 1.400 esfinges.

El templo es enorme, sus ruinas abarcan más de 100 hectáreas, y está rodeado por una muralla de adobe de unos 8 metros de grosor. En su construcción, intervinieron faraones de distintas dinastías (XI -XIX), queriendo todos dejar su huella en este impresionante edificio.

Valle de los Reyes

El Valle de los Reyes se compone de dos valles, formando una necrópolis del antiguo Egipto.  Está situado frente a la moderna Luxor. En ella, se encuentran la mayoría de las tumbas de los faraones del Imperio Nuevo (dinastías XVIII, XIV y XX). También está situada la tumba de la reina Hatshepsut.

Entre las tumbas de todos estos faraones, podemos destacar nombres como Tutmosis III, Ramsés VI, Ramsés IX, Siptah, Ramsés IV y la del más famoso, Tutankamón.

También podemos visitar el Valle de las Reinas, donde están enterradas las princesas y esposas de los faraones. Una de las tumbas más importante es la de Nefertari, la esposa predilecta de Ramsés II.

Panoramica del valle de los reyes en Egipto

Templo de Hatshepsut

Este templo está muy cerca del Valle de los Reyes y fue construido en honor al dios Amón-Ra, por orden de la reina Hatshepsut, hija de Tutmosis I. Esta reina fue considerada la primera mujer en ocupar el puesto de faraón.

Construido directamente en la roca, consiste en dos terrazas comunicadas por sendas rampas escalonadas. En el exterior, justo a la entrada del templo se encuentra la tumba de Senmut, el arquitecto de Hatshepsut.

Templo de Hatshepsut en Egipto

Los Colosos de Memnón

Situados frente a la ciudad de Luxor, estas 2 gigantescas estatuas gemelas representan al faraón Amenhotep III. Las estatuas miden unos 18 metros y en su origen cumplían la función de presidir la entrada al complejo funerario de Amenhotep II. 

Lamentablemente del templo quedan apenas restos, aunque se cree que podría haber sido aún más grande que el Templo de Karnak.

Además de todas estas visitas, podéis caminar por la ciudad de Luxor dando una vuelta por el zoco de la ciudad o por el paseo que bordea el río.

Hay que tener en cuenta que Luxor es uno de los lugares más turísticos de Egipto, por lo que os van a ofrecer tanto tours como paseos en calesa.

Crucero por el Nilo para ver los Colosos de Memnon en Egipto

Qué ver en la ciudad de Esna

Continuamos navegando en nuestro crucero por Egipto, atravesando el Nilo hasta llegar a la ciudad de Esna.

En el recorrido, el río debe salvar un desnivel de aproximadamente 10 metros, que debemos salvar mediante una esclusa. Mientras esperamos para atravesar la esclusa, montones de pequeñas barcas se acercan siempre a las motonaves para vender sus productos. El intercambio comercial se desarrolla a gritos entre los pasajeros situados en la cubierta de la motonave y los vendedores metros más abajo. La compra venta de productos y el pago es bastante curioso, porque se van lanzado desde la pequeña barca en el agua hasta la cubierta, y viceversa (todo en bolsas de plásticos).

Puede que sea un poco agotador tanto chillar y regatear, pero es bastante divertido.

Qué ver en la ciudad de Edfu

Nuestra siguiente parada fue en Edfu, donde pudimos visitar otro templo.

Templo de Edfu

Este templo de la época del Antiguo Egipto, estaba dedicado al dios Horus. Es uno de los templos mejor conservados de la época, y debido a su importancia arqueológica y a su grado de conservación se ha convertido en una atracción turística y de parada obligada de los cruceros fluviales que surcan el Nilo.

Seguimos navegando, desciendo el Nilo hasta llegar a Kom Ombo, una villa agrícola donde se encuentra el Templo de Kom Ombo.

Este inusual templo fue construido durante el reinado de la Dinastía Ptolemaica. Una de las mitades del templo (mitad sur) está dedicada al dios de la fertilidad, Sobek. Y la otra mitad (norte) al dios Haroeris.

El templo es atípico por ser doble y simétrico respecto al eje principal.

Entrada al Templo de Edfu en Egipto

Qué ver en la ciudad de Aswan

La ciudad de Aswan es conocida por su presa, y es punto de inicio o final de los cruceros por el Nilo. En nuestro caso fue punto final de recorrido, además, en este punto el río se encajona en una multitud de islas. Aunque era punto y final de recorrido, aprovechamos para visitar la ciudad, y descubrir cosas como:

Obelisco Inacabado

La visita es rápida, pero podemos apreciar uno de los obeliscos inacabado debido a grietas que le surgieron. Mide más de 4 metros de largo y su peso ronda más de las 1.000 toneladas.

obelisco sin terminar Egipto

Templo de Philae

Este templo está situado en medio del Nilo, en la isla de Agilkia. Esta isla es solo accesible por barco. Este templo es uno de los templos mejor conservado y estaba dedicado a la diosa Isis (la diosa del amor y la maternidad).

Debido a la construcción de la Presa de Aswan, el templo fue trasladado de su ubicación original, ya que fue sumergido por el agua. Piedra a piedra fue movido a unos pocos metros, hasta su ubicación actual.

Templo de Abu Simbel

Para visitar este templo, debemos hacerlo en vuelo directo o en autocar. En nuestro caso, nos decantamos por la segunda opción, con el consiguiente madrugón, y el montón de horas de trayecto.

Cuando por fin llegamos, nos dimos cuenta que Abu Simbel está formado por dos templos:

  • El Gran Templo, construido directamente en la roca, y que se tardó más de 20 años en construirlo. En su entrada, podemos apreciar cuatro majestuosas estatuas representando a Ramsés II. A sus pies nos encontramos otras más pequeñas, dedicadas a la familia del faraón.
  • El Templo Menor, dedicado a Nefertari, una de las esposas de Ramsés II, que también está tallado en la roca, es de menor tamaño que el anterior. En su entrada, podemos ver 6 colosales figuras del mismo tamaño (4 representando a Ramsés II y 2 a Nefertari).

Con esta visita concluimos nuestra estancia por esta zona de Egipto, y nos desplazamos hasta el aeropuerto internacional de Aswan, donde volaremos hasta la capital, El Cairo, para continuar con nuestra visita a este país.

Templo de Abu Simbel Egipto

Qué ver en El Cairo

El Cairo, capital de Egipto, está ubicada en el Nilo. En el centro de la ciudad podemos visitar la plaza Tahrir y el gran Museo Egipcio (que alberga un gran tesoro de antigüedades, incluyendo momias reales y piezas de oro del faraón Tutankamón).

Ciudadela de Saladino y Mezquita de Alabastro

La ciudadela alberga tres mezquitas, siendo la Mezquita de Muhammad Ali o Mezquita de Alabastro la más importante.

La mezquita está revestida tanto en su exterior como en su interior de alabastro, y tiene una cúpula de unos 52 metros de altura y 2 minaretes a cada lado.En el patio de la mezquita, se halla la fuente para las abluciones y un reloj que fue un intercambio que realizó Louis Philippe de Francia por uno de los dos obeliscos del Templo de Luxor. Las mujeres deben cubrirse los hombros y las rodillas para entrar a la mezquita, y a los hombres, el pantalón debe cubrirse las rodillas.

mezquita en El Cairo Egipto

Barrio copto

El barrio copto de El Cairo es la zona cristiana de la capital egipcia, donde existen 2 vertientes: los católicos coptos y los ortodoxos coptos. En este barrio podemos visitar la Iglesia de Santa María la Virgen, la Iglesia de San Jorge y la Iglesia de San Sergio.

Museo Egipcio

En el museo podremos encontrar la mayor colección de objetos de la época del Antiguo Egipto. Sobrepasa a otros museos no solo por la cantidad, sino también por la importancia de sus pertenencias. Debido al gran número de piezas que contiene, da la sensación de que estén apiladas.  

El museo se encuentra en el centro de El Cairo, en la Plaza Tahrir.

Mercado de Khan El Khalili

Es el mercado más famoso de Egipto y de todo Oriente Medio. Se encuentra en el corazón de El Cairo islámico, en una zona amurallada.

En él se pueden encontrar todo tipo de mercancías, desde especias para cocinar hasta todo tipo de ropa. Podréis comprobar que en la mayoría de los puestos hablan español, al menos lo necesario para llamar vuestra atención y poder regatear el precio en la posible venta.

Mercado de Khan El Khalili Egipto

El Valle de las Pirámides

Muy cerca de El Cairo se encuentran las Pirámides de Egipto, la Esfinge y el Templo de Kefrén. Aquí podemos ver las tres grandes pirámides de: Keops, Kefrén (a su este está el Templo de Kefrén) y Micerino, y la famosa Esfinge.

La “joya de la corona” o la foto clásica de Egipto, es sin duda la de la Esfinge (monumento con cuerpo de león y cabeza humana).  No os quiero hacer “spoiler”, pero os sorprenderá su tamaño real respecto a la idea preconcebida que tenemos de ella.

Ciudad de los Muertos

Situada debajo de las colinas Mokattam, al sureste de El Cairo, se encuentra esta gran necrópolis árabe. Está compuesta por una red de tumbas, mausoleos y panteones, de más de 4 km de largo.

Debido a la pobreza, y las demoliciones en la renovación urbana junto a la presión urbanística que hubo en la década de 1950, el cementerio está poblado por personas que malviven y trabajan entre los muertos.

Estamos hablando de que puede haber aproximadamente un millón de egipcios residiendo entre muertos: unos viviendo en las mismas tumbas y el resto apretujado en infraviviendas construidas sobre los antiguos sepulcros.

Cómo vestir en el crucero por el Nilo

Vestirse para un crucero por el Nilo no es muy distinto a empacar para un viaje a Egipto continental. Es ideal llevar ropa liviana (telas como el algodón y el lino serán especialmente beneficiosas) y, en el caso de las mujeres, que cubra sus piernas. Por ejemplo, polleras largas o vestidos hasta el suelo son una buena idea. También será necesario llevar un pañuelo para cubrirse el cabello si desean bajar del crucero por el Nilo para visitar una mezquita.

En líneas generales, Egipto es caluroso. Para protegerse, es necesario llevar un sombrero y anteojos de sol. Último y no menos importante para un crucero por el Nilo es ¡el traje de baño! Lo necesitarás para disfrutar de las mejores playas de Egipto.

Más allá de la ropa, no puedes olvidar guardar en tu maleta un buen repelente de insectos y protector solar. La falta de alguno de estos dos productos puede afectar negativamente tu viaje.

Y con esto terminamos nuestro crucero por el Nilo, aunque quiero dejaros con algunas recomendaciones para viajar a Egipto:

  • Llevad siempre agua embotellada con vosotros y bebed de vez en cuando, aunque no tengáis sed.
  • Aunque haga mucho calor, no dejéis de probar las infusiones de Hibiscos o Karkadé (puede tomarse fría o caliente). Es la bebida de bienvenida con la que os recibirán en muchos lugares.
  • Para poder visitar el país, además de contratar vuelo y estancia, debemos obtener un visado a Egipto
  • La moneda egipcia es la libra egipcia. Se puede hacer cambio de divisa en el mismo aeropuerto, en entidades bancarias o casas de cambio. No obstante, el euro es aceptado normalmente, aunque es aconsejable llevar moneda del país para evitar problemas con el cambio.