¿Estás buscando un visado para Europa?

¿Cuáles son los mejores destinos para esquiar en Europa?

por Cristóbal Manjón | 4 de noviembre de 2021
Esquiando en la montaña nevada

Esquiar es algo que se resiste a pasar de moda. Es más, con el paso del tiempo son cada vez más las personas interesadas en el esquí. La práctica de este deporte y sus variantes llevan cada año a millones de personas a acudir a estos puestos de montaña para disfrutar y descargar toda la adrenalina mientras se deslizan con los esquís o snowboard ladera abajo.

En este artículo os mostraremos algunas de las estaciones más lujosas, más baratas, más grandes, con mejor aprés-ski o las más accesibles. Mostraremos la punta del iceberg de un sinfín de estaciones de esquí que podemos encontrar repartidas por toda Europa.

Zermatt, Suiza

Este paraíso montañoso está situado en el cantón de Valais, en el sur de Suiza. Es un ya famoso centro turístico para los amantes del montañismo, excursionismo y, cómo no, del esquí. Es considerada como una de las estaciones de esquí más lujosas de toda Europa.

En total podemos encontrar cerca de 360 kilómetros de pistas aptas para todos los niveles y con conexión con Italia a través de los remontes más altos de Europa. En conjunto, Zermatt es mucho más que una estación de esquí, ya que sus increíbles paisajes y su pueblo lleno de historia complementan perfectamente para pasar un agradable y bello fin de semana.

Los aficionados al snowboard y al esquí acrobático podrán acudir a su gran pista de freestyle, donde podrán participar en descensos acrobáticos con profesionales y candidatos olímpicos que vienen todos los años a entrenar a esta increíble estación de esquí.

Resort de ski en las montañas nevadas

Sheregesh, Rusia

Esta estación de esquí se ubica en la región rusa de Kemerovo. Es una de las más baratas que podemos encontrar en Europa ya que hace poco el exagente de la KGB Vladimir Putin invirtió unos 120 millones de euros para montar un resort en la estación.

La calidad de la nieve es sublime, aunque si hay algo que caracteriza por encima de todo a esta estación es su festival Bikini Ski Fest. Este festival tiene lugar al final de temporada, en el cierre, y cerca de 2000 participantes se aventuran a deslizarse por las pistas en bikini o bañador, soportando temperaturas que apenas llegan a los 3 grados centígrados. Esta tradición está evolucionando y cada vez hay más gente que cambia el bañador o el bikini por increíbles disfraces de personajes, famosos, de época o simplemente llamativos. Sea como fuere, es todo un espectáculo ver el descenso.

Esquiar en Sheregesh en Rusia

Sestriere, Italia

Este pueblo alpino del norte de Italia, en la región de Piamonte, se encuentra por encima de los 2000 metros sobre el nivel del mar y posee una de las pistas de esquí más grandes de Europa.
Posee poco más de 400 kilómetros de pistas que pasan por Sestriere, San Sicario, Sauze D’Oulx, Cesana y Claviere, a las que solo se podrán acceder tomando un telecabina.

Sestriere fue la primera estación de todos los Alpes que se construyó con el único propósito de servir para esquiar. La ubicación de la estación no era la idónea y hubo varios fallos que, con la llegada de los Juegos Olímpicos de 2006, pudieron solventar con la inyección de dinero que obtuvieron. Así se convirtió en una de las estaciones con más kilómetros de pista en Europa.

Montañas de Sestriere sin nieve

Avoriaz, Francia

Esta estación de los Alpes franceses es la estación ideal si deseas viajar en familia. Es todo un pueblo convertido en una estación de esquí, donde las personas y los coches son sustituidos por esquiadores y trineos tirados por caballos.

Posee un dominio esquiable formado por 14 pueblos, donde podemos conectar con ellos esquiando. Es una de las estaciones más altas de Francia y donde mejor conservada podemos encontrar la nieve. 

Tiene varios snowparks, un superpipe, actividades guiadas fuera y dentro de pista y un circuito de esquí a fondo. Es tal la belleza que engancha a esta estación que hasta podemos llegar a salir con los esquís puestos desde nuestra estancia e ir deslizándote hasta las pistas.

Pueblo de Avoriaz, Francia

Ischgl, Austria

En esta pequeña villa situada en el valle de Paznaun, en Austria, podemos encontrar uno de los mejores Aprés-Ski de todo el continente y puede que del mundo. Es un lugar a tener en cuenta si lo que deseas es pasar unas vacaciones de esquí. Tienes una de las mejores nieves, unos extraordinarios paisajes, de los mejores y más modernos remontadores, una gran estación con muchas pistas y todo muy bien conservado.

La guinda del pastel, por ponerla en algún lado, quizás la encontramos en su bello pueblo típico tirolés y su gran ambiente de aprés-ski. Es un pueblo bastante grande, aunque muy acogedor. Los edificios se mezclan entre sí combinando la arquitectura antigua tradicional con la moderna, pero todo perfectamente encajado.

Su Aprés-ski, el cual luce y representa a este lugar, empieza cuando los remontes comienzan a cerrar. Es en ese momento que los bares del centro se empiezan a llenar formando corros de gente bebiendo cerveza, con música en directo y gente bailando en sus calles porque ya no caben en los bares. 

Pista de ski en Ischgl, Austria

Krvavez, Eslovenia

Esta estación de esquí la podemos encontrar situada en el municipio de Cerklje, muy cerca del aeropuerto internacional de Ljubljana, lo que le da una accesibilidad increíble para deslizarnos pista abajo rápidamente, convirtiéndose así en una de las pistas más populares de toda Eslovenia.

Es una estación bastante familiar, con tan solo 30 kilómetros de pista aproximadamente. Hay pistas de todos los colores, desde las azules, que son muy fáciles, ideales para perder el miedo y armarnos de confianza, hasta las pistas rojas y negras que son bastante más exigentes.

No encontraremos muchos bares ni puestos de comida, pero los pocos que hay ofrecen comida de gran calidad y platos típicos de la zona, como el Goulash, un plato elaborado básicamente de carne, cebollas, pimiento y muy especiado.

Estación de ski entre las nubes en Krvavez, Eslovenia