¿Estás buscando un visado para Sri Lanka?

Qué ver y qué hacer en Galle en Sri Lanka: Guía completa

por Cristóbal Manjón | 4 de marzo de 2021
Algo que hacer en Galle es relajarse en la piscina

Galle es una ciudad costera de Sri Lanka, famosa por poseer la fortaleza más grande de Asia y el faro de Galle, así como el Museo Marítimo Nacional, dos de las atracciones imperdibles que ver en Galle. 

Se encuentra situada en el sudoeste de la isla de Sri Lanka, y es considerada como una de las joyas de Sri Lanka por su atractivo arqueológico, arquitectónico y su historia.

Aquí podrás averiguar cuáles son las atracciones principales que ver en Galle. Prepara tu itinerario de viaje con atención así no te pierdes ninguna de las actividades que hacer en Galle.

Por otra parte, si planeas visitar otras áreas en tu viaje, te recomendamos que visites nuestro artículo Qué hacer en Sri Lanka para más ideas.

Galle Dutch Fort, la atracción principal que ver en Galle

Que ver en Galle: Dutch Fort

Originalmente fue construido por los portugueses en 1588 cuando el rey cingalés Raja Singha I los atacó, los expulsó de Colombo y los obligó a retroceder sobre sus pasos hasta llegar a Galle. En 1640, los holandeses se habían aliado con el rey Rajashine II para asaltar el fuerte y hacerse con él. Se estima que fueron cerca de 2500 hombre al mando de Koster a capturar el fuerte ese mismo año.

Su construcción original era de tierra con palizadas que ocultaban la parte interior con una muralla y tres edificaciones fortificadas, pero los portugueses no tuvieron en cuenta el lado del mar, ya que veían imposible ser atacados desde ese lado del fuerte y no fue hasta 1729 que no se levantó una muralla para cubrir ese flanco.

Una vez los holandeses conquistaron el terreno, pensaron que las construcciones que habían realizado los portugueses no eran suficientes, que no eran seguras, y decidieron construir fortificaciones nuevas alrededor de toda la península y cubrir así todos los posibles puntos débiles de Galle.

Se puede acceder desde dos puertas:

  • La puerta principal del fuerte está situada a lo largo de la orilla norte, en la parte de tierra donde se halla la inscripción representativa del Escudo de Armas Holandés y el emblemático Gallo.
  • La segunda puerta de acceso es la puerta vieja. Esta se encuentra caminando en sentido contrario a lo largo de la muralla que bordea toda la zona. En esta puerta se halla el Escudo de Armas Británico grabado en la parte superior.

Todo este complejo amurallado oculta una pequeña ciudad de calles rectangulares con pequeñas casas típicas del estilo colonial holandés. Actualmente existe una buena conservación de la calzada y se mantienen los detalles que la hacen destacable. Dentro podremos ver varias iglesias históricas, mezquitas y edificios comerciales y gubernamentales.

Faro de Galle

Faro de Galle, Sri Lanka

Dentro de esta pequeña ciudad amurallada nos encontramos con otra de las atracciones principales que ver en Galle: el Faro de Galle. 

Es uno de los 14 faros restantes que aún posee el país y el más antiguo, por eso fue declarado como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

Desgraciadamente, la estructura que existe actualmente no es la original que se construyó en 1848. Un incendio en la década de 1930 destruyó el faro. De hecho, el faro que ahora se puede visitar no está ni en el mismo lugar que el anterior faro, se encuentra a 100 metros de su posición original.

El faro mide cerca de 30 metros y ofrece unas espectaculares vistas panorámicas del fuerte y de todo su contenido, parte del motivo por el que siempre se elige como algo que hacer en Galle.

Alrededor de esta zona podremos encontrar lugareños que, a cambio de unas monedas (algo simbólico), nos guiarán y explicarán un poco más de la historia del fortificado y su faro.

Qué hacer en Galle: visitar el Museo Nacional de Arqueología Marítima   

Ir al Museo Nacional de Arqueología Marítima, que se halla dentro de los muros del fuerte, es una actividad popular que hacer en Galle. Se encuentra dentro de un almacén que usaban los holandeses en 1671.

Pese a los graves daños que sufrió la contigua Unidad de Arqueología Marítima de la UNESCO durante el tsunami de 2004, poco a poco y con la ayuda financiera de Sri Lanka y los Países Bajos han logrado reconstruir el museo.

La primera vez que este museo abrió su puerta al público fue en 1992. Posee dos pisos, siendo dividido en dos partes la planta baja por la entrada del fuerte original. En sus inicios, el museo se especializó en la fauna y flora del mar, y alberga preciosos modelos reducidos de ballenas, diversos peces, objetos submarinos, reliquias recuperadas de los alrededores y un sinfín de objetos relacionados con la navegación.

Una de las partes más exitosas del museo es la zona donde se encuentran los dioramas de tamaño natural, en los cuales podemos ver representaciones de los métodos de pesca tradicionales y una exposición sobre las causas de la contaminación marítima, la erosión de las costas y los métodos que se han usado para luchar contra estas incorrecciones.

Reserva Forestal de Sinharaja

En los límites de Galle con Sabaragamuwa se encuentra la reserva natural de la selva tropical virgen. La traducción literal del nombre es el Reino de León.

Posee una amplia y rica fauna en la que se incluyen especies endémicas de árboles, insectos, anfibios, reptiles, aves y mamíferos. Esta selva tuvo la gran suerte de salvarse de la deforestación gracias a su inaccesibilidad. Debido a esto, UNESCO la declaró como Reserva de la Biosfera en 1978 y Patrimonio de la Humanidad en 1988 debido al impacto internacional que tenía este bello recinto.

Es una reserva relativamente pequeña, ya que tiene unas dimensiones de tan solo 21 kilómetros de este a oeste y 7 kilómetros de norte a sur. Si queremos hacer una excursión a esta reserva, tenemos que hacerla a pie porque está totalmente prohibida la entrada de vehículos. Aunque sea pequeña, es muy aconsejable realizar la excursión con un guía especializado para no perdernos nada importante.

Podremos también ayudarnos de los aldeanos que viven a lo largo de la frontera de la reserva. Estos lugareños dedican gran parte de su tiempo a la colecta de plantas medicinales, frutas, nueces, miel y otros productos del estilo que se encuentran en la zona. Ellos estarán encantados de ayudarnos a cambio de una aportación simbólica, y tengamos claro que son los que mejor conocen la zona.

Japanese Peace Pagoda

Que ver en Galle Japanese Peace Pagoda

Pese a que se encuentra fuera de la ciudad, visitar esta pagoda de la paz es algo ideal que hacer en Galle. Es un santuario hecho para llamar la atención de las personas, reunirlas aquí sin importar su sexo, raza o religión y crear un ambiente de paz y armonía para todos. También se puede disfrutar de las increíbles vistas que ofrece este lugar, situado en lo más alto de una pequeña colina.

Este símbolo de la paz del actual siglo fue construido por la orden japonesa Nippon San-Myohoji en el año 2005. Se hizo principalmente para promover la paz entre los lugareños. La caminata es corta pero intensa hasta llegar a lo alto de la colina de Rumassala. Desde allí podremos respirar paz y tranquilidad. 

También podremos ver el próximo destino Jungle Beach, ideal para ir después de visitar este pequeño santuario y darnos un baño refrescante y relajante.

Jungle Beach

Jungle Beach en Galle, Sri Lanka

Esta pequeña playa es una de las delicias que ver en Galle. Para acceder a la playa deberemos atravesar un inmenso bosque verde a través de un camino un poco complicado, por el cual podremos contemplar la maravillosa vegetación de la zona y parte de su fauna más afable, los pequeños primates Langur de Cara Púrpura.

Lo malo de esta playa es que es pequeña, así que será mejor saber cuál es su hora punta antes de acceder. Lo bueno de este rincón es que si logramos acceder a una hora de poco tráfico, es realmente maravilloso, tranquilo y con una de las aguas más turquesas y tranquilas del mundo.