¿Estás buscando un visado para Cuba?

Los cayos de Cuba: el paraíso caribeño

por Cristóbal Manjón | 31 de enero de 2022
Los mejores Cayos de Cuba

Un cayo es una pequeña islita de muy baja profundidad respecto al nivel del mar. En su mayoría están formadas por arrecifes de coral, y en Cuba los podemos encontrar a lo largo y ancho de su territorio. Una característica común de los cayos es que todo o gran parte de su territorio es virgen. Este es el motivo principal de que sean lugares paradisíacos y de pura naturaleza.

Las playas no son lo único que ver en Cuba: este país posee una enorme cantidad de cayos de diferentes tamaños y diversidad, así como sus lugares más turísticos por sus rincones de encanto. Concretamente, más de 4000 entre cayos e islotes, por lo que vamos a hacer una selección de los mejores Cayos de Cuba.

Recuerda que necesitarás un visado a Cuba para poder visitar este maravilloso país.

Cayo Guillermo

Este cayo es uno de los cayos de Cuba más famosos y bellos. Situado al noroeste de la isla, cuenta con tan solo 13 kilómetros cuadrados, pero con una abundante fauna marina y con unas dunas de arena blanca espectaculares.

Posee algunas de las playas más bonitas de todo el país como Playa Pilar, aunque la más auténtica y virgen es la Playa del Medio. Para llegar a Cayo Guillermo desde la Habana, lo mejor es coger un vuelo hasta el aeropuerto de Jardines del Rey, pues por carretera se tarda unas 8 horas.

Cayo Largo del Sur

Este cayo es uno de los más famosos de Cuba. Situado en la isla de Juventud, debe su nombre a su forma pues de sus 37 km cuadrados, tiene 25 km de largo.
Aunque este cayo quedó arrasado por un huracán en 2001, a día de hoy es un paraíso natural espectacular.

Cayo Largo dispone de infraestructura hotelera y de numerosas actividades para los turistas, pero esto no le resta belleza en absoluto pues dispone de uno de los mejores fondos marinos del Caribe, además de unas maravillosas playas.

En Cayo Largo encontramos playas muy accesibles, donde se concentra la mayor parte de los turistas, pero que son realmente espectaculares como Playa Sirena, donde podemos disfrutar de los delfines en un recinto habilitado para ello o Playa Paraíso, donde podemos disfrutar de una completa zona de ocio y restauración.

También podemos encontrar playas más tranquilas como Playa Punta Mal Tiempo, que no cuenta con servicios para los turistas, Playa Blanca, que suele tener mayor oleaje que el resto, o Playa los Cocos, que es una de las más salvajes.

Y aunque existen muchas playas más en este cayo, vamos a acabar con Playa Tortuga, que debe su nombre a que cientos de tortugas acuden a ella para desovar cada año, entre los meses de mayo a octubre.

Uno de los mejores cayos de cuba

Cayo Levisa

Este cayo es de los más salvajes de Cuba debido a su vegetación. Situado al norte de la isla, ofrece unas playas vírgenes de ensueño junto con una maravillosa vegetación tropical que nos acompaña prácticamente hasta el agua. Además, dispone de una amplia diversidad animal, entre la que destacan sus famosos pelícanos que podremos observar por todo el cayo.

Para llegar a Cayo Levisa debemos coger un ferry desde Palma Rubia, y en media hora estamos en el cayo. Hay varios trayectos al día, por lo que podemos disfrutar de este cayo en un día de visita o alojarnos en el único hotel que existe en la isla.

Si pasamos un día en Cayo Levisa, debemos caminar hacia la playa de Punta Arena, una playa virgen y exótica a la que se accede a través de manglares.

Este cayo es uno de los más auténticos de todo el caribe.

Cayo Coco

Este Cayo es muy grande en comparación con la mayoría. Tiene una extensión algo superior a los 350 km cuadrados, en los que alberga una cantidad considerable de resorts y todo tipo de actividades para el turismo. A pesar de esto, Cayo Coco es un precioso parque nacional de Cuba de impresionantes playas paradisíacas. Entre las más reconocidas se encuentran Playa Larga, Playa Las Coloradas, y Playa Flamencos.

Este cayo es famoso también por ser hogar de una gran colonia de flamencos que hacen que el paisaje sea aún más bonito si cabe.

Es un cayo de fácil acceso, bien por carretera o por vía aérea.

Cayo Santa María

A Cayo Santa María podemos llegar en coche, atravesando el mayor pedraplén del mundo, una carretera construida en el mar Caribe que une los cayos a la isla grande cubana. Solo el viaje por esta carretera ya merece la pena pero si, además, después se llega a un lugar paradisíaco como Cayo Santa María, el viaje es un acierto total.

Su superficie total no llega a los 20 km cuadrados, pero aquí encontraremos todo lo que andemos buscando.

En sus más de 10 km de playas destacan la Perla Blanca y la Playa de Las Gaviotas, 2 paraísos de arena blanca y cristalinas aguas.

Cayo de Cuba de arena blanca

Cayo los Ensenachos

Situado muy cerca de Cayo Santa María, este cayo es de menor tamaño pero de igual belleza. No obstante, este cayo dispone de muchos menos servicios pues es más virgen y solitario.

Un lugar ideal para pasar un día de relax disfrutando de sus maravillosas playas, entre las que destacan playa Mégano y playa Ensenachos.

Cayo Iguana

Cayo Iguana es otro salvaje y precioso cayo cubano digno de visitar, no solo por sus playas paradisíacas, que las tiene, sino también por su vegetación y por las numerosas iguanas autóctonas que dan nombre al cayo.

Aunque podemos alojarnos en él, es un lugar ideal para ir a pasar un día. Se accede a él en barco desde Trinidad y, además de la iguanas, veremos jutías e inmensidad de peces de colores y estrellas de mar.

Cayo Sabinal

Situado al norte de Camagüey, Cayo Sabinal es un cayo de gran tamaño. Posee una extensión de más de 300 km cuadrados y está unido a la isla grande por uno de los pedraplenes que existen en el conjunto de islas cubanas.

Debe su nombre al árbol sabina, que abunda en su territorio. También posee numerosas especies animales y unas magníficas marismas. Entre sus numerosas playas destacan Playa Brava y Playa Bonita, esta última es la más popular y visitada.

Este cayo no dispone de oferta hotelera pero es ideal para pasar un día y disfrutar de todo lo que nos ofrece la naturaleza.

Cayo Blanco

Cayo Blanco está situado cerca de Varadero y no posee infraestructura hotelera, lo que lo hace un lugar idílico para pasar un maravilloso día disfrutando de las playas blancas que le dan nombre al cayo.

Es de los cayos de Cuba más exóticos que posee Cuba y, además, si buceamos en sus aguas podremos observar el coral negro, que por desgracia se encuentra en peligro de extinción. Lo más habitual para visitar este cayo es hacerlo con una excursión en catamarán desde Varadero.

Cayo Las Brujas

Este pequeño cayo de casi 7 km cuadrados se halla cerca de Cayo Santa María. Su principal playa es la de Las Salinas, que recorre 2 km del norte del cayo.

Dispone de frondosa vegetación y manglares donde poder disfrutar de la esencia de este paradisíaco cayo. Debe su nombre a una leyenda de la que no debemos preocuparnos, puesto que a las brujas no las vamos a encontrar en nuestro recorrido.