¿Estás buscando un visado para Benín?

Porto Novo y las mejores playas de Benín

por Elena Escudero | 3 de octubre de 2021
pesca en la playa benin

Porto Novo es el corazón y la capital administrativa de Benín. Esta ciudad es el resumen de todo lo que ofrece este magnífico país. Porto Novo muestra el paso de la colonización francesa a través de sus casas coloniales y sus iglesias cristianas. Las raíces musulmanas de la ciudad, están representadas en increíbles mezquitas y templos de vudú.

El paso de la ruta de los esclavos y los afrobrasileños, ha dejado cientos de lugares donde practicar vudú, una práctica frecuente en este país. La mezcla de culturas de este país, lo convierte en un lugar único, donde miles de fotógrafos y curiosos, viajan para fotografiar y conocer la gran cantidad de tribus indígenas que existen.

La práctica del vudú atrae a los turistas curiosos que quieren conocer más sobre estas antiguas técnicas. Benín es aún desconocido para muchos turistas, pero es un país con mucho que ofrecer a quienes lo visitan.

mujer en kayak en benin

Qué ver en Porto Novo

Si viaja a la capital de Benín, recuerde llevar consigo toda la documentación requerida para poder entrar al país y no deje de visitar los siguientes lugares:

Museo da Silva de historia

Este antiguo edificio convertido en museo, nos muestra como fue la trata de esclavos afrobrasileños, y cuenta la historia de como la abolición de la esclavitud fue llegando a su final desde Brasil hasta África.

Son muchos los relatos que se muestran en este museo y evidencia parte de los genocidios que se realizaron durante la época de la esclavitud. Es una manera importante de conocer la historia y saber como Porto Novo consiguió su nombre.

La Gran Mezquita de Porto Novo

Esta mezquita de Porto Novo es la más grande de todo el oeste africano. Antiguamente era una iglesia cristiana (recuerda a las iglesias brasileñas), debido a la gran cantidad de esclavos de Brasil que llegaron a las costas de Benín.

Los esclavos, como de protesta, se comenzaron a convertir al islam como muestra de rebeldía. A día de hoy, esta mezquita se ha convertido en uno de los edificios con más historia de Benín, pese a su mal estado de conservación. La arquitectura y los colores que se encuentran en ella la hacen un lugar imprescindible para visitar.

Museo etnográfico de Porto Novo

Este museo se encuentra en una antigua casa colonial. La puerta principal de la casa, llama la atención nada más verla, pues es una magnífica obra tallada en madera y proviene del antiguo palacio de Ketou.

Este edificio es uno de los más importantes de todo Benín, y en él se explican las raíces de la etnia africana. También se muestran los rituales de los antiguos ancestros, canciones populares de las tribus que ya desaparecieron, instrumentos musicales, muestras de la cultura Yoruba, antiguas armas, textiles con más de 800 años de historia, y una extensa colección de máscaras de ceremonia con más de 500 años antigüedad.

Jardin Bayol

El jardín de la plaza Bayol es uno de los jardines más importantes de la ciudad. Rodeada de pequeños restaurantes, esta plaza acoge la estatua del antiguo Rey Toffa, y de los edificios más emblemáticos y con más historia de la ciudad. La plaza Bayol muestra la mezcla de culturas entre los franceses, la colonización portuguesa y las raíces africanas.

Palacio Real

Este antiguo edificio convertido en el museo del Palacio Real, muestra cómo vivían las familias reales. El Palacio Real fue hogar de decenas de reyes, aunque fue abandonado en 1976 tras las fuertes disputas de sucesión que se generaron y dejando en su interior miles de objetos de los antiguos reyes y del reinado del rey Toffa.

Este museo se ha convertido en el más importante de Porto Novo, albergando exposiciones de la historia de los reyes, rituales ancestrales, antiguos objetos de ceremonia y objetos de culto a los reyes. Es aconsejable efectuar la visita de este edificio con un guía autorizado, será la mejor manera de conocer cada rincón de la historia del Palacio Real.

Las mejores playas de Benín

Benín es un bonito destino turístico de mar y playas. Aunque aún no es muy conocido, ofrece un amplio abanico de posibilidades para disfrutar del mar. Entre esas posibilidades, destacamos las siguientes:

bote antiguo en la playa benin

Grand Popo

Situado en el Golfo de Guinea, en la desembocadura del río Mono, se encuentran las espectaculares playas que rodean a Grand Popo.

Las lenguas de arena que poseen estas kilométricas playas las hacen especiales. Su arena dorada y sus aguas calmadas de estupenda temperatura ideales, hacen que miles de turistas las elijan como una de las mejores playas de Benín.

Gran Popo posee lagunas donde la población realiza rituales de Vudú en sus aguas, que durante el día son idóneas para disfrutar de un agradable baño. Es lugar de reunión de los pescadores ghaneses cuando llegan a la costa, y también podremos disfrutar de las vistas de la playa con las bonitas y coloridas barcas.

Cotonou

Son muchas las playas de Cotonou, pero una destaca entre todas, y esa es la playa de Fidjrosse. Esta playa es una de las más bonitas de Benín. Rodeada de cabañas y palmeras, y con agua limpia y tranquila, es lo más parecido al paraíso. Las aguas de Fidjrosse son muy cálidas en cualquier época del año, y la playa cuenta con todo tipo de servicios con locales de ocio y restaurantes.

Ouidah

Esta playa es la más llamativa del país. Sus enormes arenales rojos la hacen destacar entre otras playas. Las costas de Ouidah, fue el recorrido de la ruta de los esclavos. Pese a la trágica historia, y a las fuertes corrientes marinas que tiene, la belleza que se encuentra en cada rincón es única, y por eso es una de las más visitadas del país. En esta playa se puede disfrutar de los mejores atardeceres de Benín.

Sèmè-Kpodji

La playa de Sèmè-Kpodji es una de las más desconocidas de Benín. Se encuentra en una zona de playas vírgenes, y rodeada de hoteles que se encargan de preservar la zona. Esta playa tiene un encanto especial, los hosteleros y los locales se encargan de cuidarla y conservarla, manteniendo sus aguas azules y cristalinas, y su arena fina en perfecto estado, lejos del bullicio y del ruido de las grandes ciudades.