¿Estás buscando un visado para India?

La Rupia: Todo lo que debes saber acerca de la moneda india

por Pilar Dujan | 19 de junio de 2023
Todo sobre la moneda de India

¿Estás planeando un viaje a la India? ¡Buena elección! 

Es un país mágico, hay numerosos Patrimonios Culturales de India designados por la UNESCO y una cultura milenaria. En India parques nacionales son de enorme belleza también. 

Recuerda: necesitarás un visado para India para poder ingresar al país, que puedes tramitar fácilmente en visagov.com. Para más consejos sobre el tema, puedes leer nuestro artículo acerca de cómo obtener el visado de India.

Ahora sí, prepárate para descubrir todo acerca de la moneda india: la rupia. 

¿Cuál es la moneda de la India?

La moneda india es la rupia (INR). Su símbolo, ₹, encuentra su origen en la bandera del país: representa las dos rayas horizontales de la bandera india. Equivale a 0,011 euros: el cambio de euro a rupia india es muy favorable para los viajeros de la Unión Europea.

Puedes encontrar monedas en India de 1, 2 y 5 rupias y de 10, 25 y 50 paise. Los billetes son de 5, 10, 20, 50, 100, 500 y 1000 rupias. 

Cómo cambiar Rupias

Como la rupia india es una moneda no convertible, es prácticamente imposible hacer el cambio de divisa en el extranjero o, si logramos encontrar un lugar que lo haga, seguramente sea a un precio muy caro. Por lo tanto, lo más recomendable es cambiar la moneda india en cuanto lleguemos al país

Si nos sobran rupias al momento de volver a nuestro país de origen, se pueden cambiar fácilmente en el aeropuerto.

Uso de tarjetas de crédito y débito en India

Si bien es recomendable contar con la moneda de India para viajar, el país posee numerosos cajeros automáticos y suele aceptar tarjetas de crédito y débito. Las tarjetas más utilizadas y aceptadas son Mastercard y Visa. Recuerda que, cuando vayas al extranjero, lo mejor que puedes hacer es notificar al banco que harás el viaje para que habiliten las transacciones y no corras riesgo de que tu tarjeta sea bloqueada. 

Moneda india para comprar comida

¿Podré usar cajeros automáticos en mi viaje a India?

Puedes utilizar tarjetas extranjeras con normalidad en cajeros de Citibank, HSBC, Axis Bank, HDFC, ICICI y State Bank of India. Los cajeros de otras marcas aceptan solamente las tarjetas más importantes. Recomendamos investigar las comisiones por extracción de cada banco para elegir el que más convenga. 

Generalmente, el límite de extracción va desde 2.000 hasta 10.000 rupias por transacción, aunque Citibank suele permitir extraer montos más altos en una única transacción. 

Uso de efectivo

No todas las divisas son fáciles de conseguir en la India. Las más comunes, como dólares o euros, no presentarán dificultades. 

Si vamos a permanecer todo el viaje en las grandes ciudades de India, posiblemente necesitemos poco efectivo. Sin embargo, si el itinerario incluye lugares más alejados, sí vamos a necesitar billetes de rupias, especialmente de denominación pequeña. 

No aceptes de ninguna manera billetes de moneda india en mal estado, sucios o rasgados: te costará mucho que sean aceptados después. Revisa cada uno de los que recibas al momento de cambiar divisas para evitar inconvenientes.

Costo de vida en India

Un presupuesto diario para viajar a India puede ir de 3000 INR a 9000 INR. 

Puedes conseguir hospedaje económico por aproximadamente 500 INR. Una habitación de hotel doble puede costar entre 1500 y 5000 rupias, mientras que por hospedajes de lujo puedes llegar a abonar ¡hasta 20.000 INR! 

Para la comida, puedes conseguir un thali (almuerzo característico del país) a unas 200 INR, y un restaurante promedio suele costar unas 1000 INR. 

El transporte, al igual que todo el resto, también puede ir desde muy barato a muy caro. Para saber cómo moverse en la India a un bajo presupuesto, la opción más económica sería el transporte público que pagaremos a unas 500 rupias. 

La propina es opcional. Muchos restaurantes y hoteles agregan un costo por servicio, que reemplazaría a la propina (aunque en todos los casos será profundamente agradecida, y siempre se recomienda dejarla cuando el servicio que recibamos sea satisfactorio).